Esmalte casero: ¿qué hacer cuando no encuentro el color que busco?

Hoy te enseñaremos a hacer un lindo y práctico esmalte casero nada más y nada menos con unas sombras y con un barniz transparente de uñas. A quién no le ha sucedido que ha estado en la búsqueda del color perfecto e ideal para sus uñas y por nada del mundo ha podido encontrar aquel color que tanto añoraba, pues bien hoy con esta técnica realmente asombrosa lo veremos aparecer ante nuestros ojos.

Recuerdo de una vez en la que pasé largo días buscando un color que cayera perfecto con un vestido para un matrimonio al que me habían invitado y no logré para nada encontrarlo. Existen colores que sólo nosotras imaginamos y no encontrarlos a veces es realmente frustrante, así que sin más preámbulo vamos a iniciar con el proceso.

Procedimiento:

Esmalte casero

Paso 1:

Lo primero que tenemos que hacer para preparar nuestro esmalte casero es encontrar una sombra con el color que tanto buscábamos. En las sombras es mucho más fácil porque existe una gama de colores mucho más amplia. Una vez que hallaste el color que buscabas fíjate si es que tiene brillitos o no, es importante que no lo tengan porque puede que nunca se diluya en el barniz transparente y se haga una masa horrible que no servirá para nada.

Paso 2:

Una vez que tenemos escogido el color lo vamos a rayar con un cuchillo o con la lima de uñas hasta que quede un polvo fino. Procura que no queden trozos grandes porque será mucho más difícil diluirlo cuando se encuentre dentro del barniz.

Paso 3:

Ahora con un  cucurucho de papel introducimos el polvo fino dentro del barniz.

Paso 4:

Una vez adentro, tomamos un mondadientes y agitamos muy bien hasta que el barniz tome por completo la coloración de las sombras y ¡listo! tenemos nuestro esmalte casero en sólo unos minutos.

 

Leave a Reply