Vestidos de veranos porque usarlos y ¿En qué medidas tienes tal o cual prenda? ¿S-M-L-XL?

No siempre tenemos aquellas tallas estandarizadas, es preferibles tomar las medidas personalmente con tu costurera. Acaso no nos pasa que cuando vemos un modelo que nos encanta y nos vamos emocionadas al vestidor terminamos creyendo que esa prenda no fue fabricada para nostros o nos hacen ver muy bajitas o muy altas o muy gorditas o muy flacas. Pues, la culpa (o no toda la culpa, por supuesto) no la tienes tú, sino las medidas estandarizadas que no siempre coinciden con las nuestras. Por eso que si te gusta un vestido es prefiere confeccionar los modelos de forma individual.

Obviamente, el trabajo de confección personalizada es más difícil que trabajar con medidas estandarizadas y suelen ser muy costosas, pero Línea Chic apuesta por promover la mejor calidad a precios accesibles, en el caso de vestidos de verano sabes que:

Si ya hemos hablado de los complementos de esta temporada, como las cintas de pelo y las sandalias romanas, ahora le toca el turno a la estrella de la estación: los vestidos veraniegos.

En colores vivos y osados, estampados de flores y fantasía, etc. los vestidos de verano cumplen una función primordial para las mujeres: una sola prenda que nos cubre y nos viste para cualquier ocasión.

Los hay de muchos cortes, pero, con el calor la mejor opción es un vestido holgado, de tul o gasa fina. Incluso la seda para cualquier acto nocturno es una elección ideal. Lo cierto es que lo que viste durante la temporada estival son los complementos.La elección de los complementos variará en función del acto al que vayamos a asistir con nuestro vestido, pero la misma prenda la podemos usar en distintos eventos cambiando de complementos adecuadamente. Por ello, hay que saber elegir el vestido que mejor nos sienta y que puede resultar más versátil para nuestra agenda.

Leave a Reply